viernes, 11 de noviembre de 2016

POR QUÉ ES BUENO COMER FRUTOS SECOS


¿Cuántas veces has comido avellanas, nueces, almendras, castañas o cacahuetes? Seguro que una infinidad de veces.





Todos son frutos secos, así llamados porque
contienen 
menos del 50% de agua. 


Son muy saludables y sus infinitas propiedades te ayudan a conseguir una salud de hierro: son ricos en proteínas y grasas buenasNo es casualidad que se incluyan en todas las dietas para el control de peso. 


Cuando te entran ganas de comer y quieres picar entre horas, nada mejor que comer frutos secos.




Estos son sus beneficios:

1. Contienen antioxidantes.
Ricos en vitamina E, que ayuda a prevenir la oxidación de las células, retrasando el envejecimiento de tu cuerpo.

2. Previenen la osteoporosis.
Contienen grandes cantidades de calcio (sobretodo las almendras y las avellanas) que ayudan a que tus huesos sean más fuertes.

3. Previenen el estreñimiento.
Por su alto contenido en fibra, favorecen el tránsito intestinal
Al contener mucha fibra también son recomendables si practicas algún deporte porque te ayudan a recuperar la energía perdida y a mantenerte en forma.

4. Mejoran la actividad vascular y cerebral
Los omegas 3 aumentan el tiempo de coagulación de la sangre y mejoran la circulación. La sangre fluye mejor y es más limpia, llega con mayor facilidad al cerebro mejorando tu niveles de atención y tu memoria.

5. Reducen el estrés
Son ricos en ácido folico, que te permite reducir el estrés, la fatiga y el síndrome premenstrual.


Como todo, no hay que exagerar. 
Los frutos secos son alimentos calóricos, por eso no es bueno comerlos en exceso, ya que podrían aportan más calorías de las necesarias. 
Es por esa razón que no te recomiendo comas frutos secos a partir de las 6 de la tarde. A partir de este momento tu cuerpo empieza a necesitar menos energía por lo tanto no es bueno darle más calorías de las que va a utilizar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.