martes, 1 de noviembre de 2016

LOS DIFERENTES TIPOS DE LECHE

Entre los nuevos hábitos alimenticios que van tomando fuerza está el de cambiar la leche de vaca por leche vegetal.

La leche animal en sí no es mala, sin embargo la creciente demanda del producto hace que los animales no coman del todo sano y la falta de nutrientes por parte de los animales, o la ingesta de productos químicos y tóxicos acaban luego en la carne que comemos y en la leche que bebemos.

Mucha gente (yo incluido) ha empezado a tomar leche vegetal. En mi caso la razón que me ha llevado a este cambio de hábito ha sido el colon irritable; tengo este trastorno desde hace años y he notado que la leche animal era uno de los alimentos que mi cuerpo ya no toleraba. 

Al principio empecé a tomar leche de soja y ahora, como intento eliminar o reducir la ingesta de azúcar, he decidido optar por otras leches vegetales con menos azucares que la de soja, como por ejemplo la leche de avena.



LECHE DE ALMENDRAS.

Entre las diferentes leches vegetales es la que más nutrientes contiene, por lo tanto es también recomendable para los niños en fase de crecimientos. 
Es muy digestiva y, al contener una gran cantidad de nutrientes, también aporta energía a quien la consuma. Es ideal para aquellas personas que sufren de osteoporosis o que tienen niveles bajo de hierro en la sangre. Combate el estreñimiento gracias a su alto contenido de fibra y se aconseja a quienes tienen problemas de colesterol, ya que las almendras ayudan a bajar los niveles de colesterol en la sangre.



LECHE DE SOJA.


Es la leche vegetal más consumida y conocida. Es ideal para las personas alérgicas a la lactosa y es de fácil digestión.  Ayuda la circulación de la sangre y mantiene limpias las arterias de nuestro cuerpo gracias a que contiene lecitina, una sustancia también producida de forma natural por nuestro hígado. 


La leche de soja no es aconsejable para niños menores de 5 años, ya que carece de los nutrientes típicos de la leche, entre ellos el calcio (lo contiene en pequeñas cantidades), necesario para la correcta formación osea de los más pequeños.  



LECHE DE AVENA.

Es muy rica en nutrientes esenciales, de fácil digestión y aconsejable también para los más pequeños de la casa, porque contiene grandes cantidades de calcio. Es una opción perfecta para quienes decidan optar por una dieta vegetal o vegana, o simplemente quieran cambiar de  hábitos nutricionales. 


Es muy rica en hidratos de carbono y fibra, por eso aporta energía a quien la consuma y ayuda a combatir el estreñimiento. 



LECHE DE ARROZ

De todas las leches vegetales es la más recomendadas por los nutricionistas siendo la más completa de todas desde un punto de vista nutricional. 


Deriva directamente de los granos de arroz que contienen - en pequeñas cantidades - todos los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo y para su correcto funcionamiento. 



Sin embargo, si la damos a los más pequeños de la casa, no debemos olvidar completar su dieta con alimentos que aporten importantes cantidades de calcio, ya que en la leche de arroz no son muy elevadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.