martes, 14 de marzo de 2017

CUÍDATE CON LAS ARTES MARCIALES

Siempre leo artículos sobre bienestar, ejercicio físico o nutrición, para seguir aprendiendo y compartir luego contigo mis descubrimientos. Esta semana leyendo uno de estos artículo, ha habido algo que ha llamado mi atención y es que con las artes marciales, y el Tai-Chi en particular, se podía perder peso. Entonces empecé a leer más y hoy comparto lo que he descubierto contigo.

Si tienes unos kilos demás debes tener cuidado a la hora de practicar algún deporte por que, como ya te comentaba en este artículo, puedes dañar tus articulaciones. Cuando tienes sobrepeso y llevas mucho tiempo sin hacer deporte, tu cuerpo no está acostumbrado al esfuerzo físico y debes volver a empezar de manera gradual, poquito a poco.



El Tai-Chi, así como el yoga o caminar rápido, son ejercicios y disciplinas que puede hacer cualquiera, independientemente de la edad o de las condiciones física de cada uno porque respetan tu cuerpo y tus necesidades.

El principio base del Tai-Chi es la suavidad: cuando practicas Tai-Chi empleas el mínimo de fuerza para realizar movimientos relajados y fluidos. No ejerces presión excesivas en las articulaciones. Una de las reglas base del Tai-Chi es el equilibrio entre lo que los chinos llaman el lleno y el vacío. ¿Qué quieren decir con esto? Muy sencillo. Cada movimiento de Tai-Chi implica el uso de determinados músculos y es sobre esos músculos que haces una ligera presión (el lleno) mientras todos aquellos músculos que  no usas quedan relajado (el vacío). 



Para realizar todas las series de ejercicios (que en el lenguaje específico se llaman "formas") debes también aprender a respirar de manera profunda y relajada. La combinación de movimientos suaves pero fluidos con este tipo de respiración produce beneficios para tu salud que te indico a continuación.

- Tus articulaciones se vuelven más flexibles.
Si llevas mucho tiempo sin hacer deporte o ejercicio físico en general, tus articulaciones estarán "bloqueadas", rígidas o tensas: con el Tai-Chi, poco a poco, soltarás las tensiones acumuladas en las articulaciones.

- Controla el estrés y la ansiedad.
Al igual que pasa con el yoga o la meditación, cuando oxigenas tu cuerpo de la forma más adecuada, con una buena respiración, llega también más oxigeno a tu cerebro.Y si consigues un estado de calma y relajación, también comerás menos porque, como ya te dije, a menudo somos comedores emocionales, y comemos por aburrimiento, por estrés, siguiendo nuestro estado emocional.

- Aumentas la fuerza muscular.
La tensión fluida que ejerces durante la realización de las diferentes formas de Tai-Chi, hace que tus músculos trabajen más y de manera inteligente: crecen y adquieren fuerza para poder ayudarte a aguantar las transiciones de las varias figuras.

- Previene la aparición del dolor de espalda.
La respiración del Tai-Chi es una respiración abdominal que requiere una constante presión del abdomen mismo para poder mantener el equilibrio. Esto hace que poco a poco vayas ganado fuerza en esta parte del cuerpo. Unos abdominales y una lumbar fuertes ayudan a prevenir y aliviar el dolor de espalda.

- Mejora la salud de tu corazón.
La respiración profunda del Tai-Chi mantiene activo todo el sistema cardio-vascular, lo que te ayuda a mejorar tu circulación tonificando mejor los músculos y los órganos internos. 

Una mejor respiración y una oxigenación de todo el cuerpo te regala una salud de hierro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.