martes, 27 de junio de 2017

SIN HÍGADO NO HAY VIDA

El hígado es un órgano vital que, como el corazón, si no funciona o funciona mal, pone en riesgo tu vida. ¿Por qué? Porque el hígado es el órgano encargado de
- purificar la sangre eliminando las toxinas que se van acumulando;
- segregar la bilis que necesitas para una correcta digestión de las grasas;
- almacenar las vitaminas y el glucógeno.

El hígado se sitúa en la parte superior derecha del abdomen

Cuidar de tu hígado es tan fácil como no hacerlo. Con esto quiero decir que no hay que hacer grandes cosas para mantener sano tu hígado; lo principal y más importante es mantener una vida activa, practicando algún deporte o ejercicio físico y mantener una alimentación sana y equilibrada.

Pero, desafortunadamente, es también fácil no seguir estos sencillos consejos: el sedentarismo o abusar de alimentos refinados y ultraprocesados es algo muy común hoy en día, a pesar de que todos conocemos sus riesgos para la salud.

La relajación también es algo fundamental para la salud de tu hígado: el estrés es uno de los factores que hacen que el hígado no funcione correctamente. 
La Medicina Tradicional China relaciona el mal humor, la ira, el nerviosismo, el nudo en la garganta con problemas de hígado. Al igual que pasa con el colon, tus emociones y estados de ánimo afectan a la salud del hígado.

Si tienes hinchazón abdominal o en las piernas, si te notas cansado o vulnerable desde el punto de vista emotivo, puede que tu hígado esté congestionado. 
Esto no es aún muy grave, pero es una señal importante a tener en cuenta de que el hígado empieza a no funcionar correctamente. 
Aún estás a tiempo de limpiarlo de todos los excesos y devolverle la salud para que tú puedas estar mejor. ¿Cómo? Muy fácil: adoptando desde ya hábitos de vida saludables:

Bebe mucha agua
Te ayudará a eliminar las toxinas que se hayan acumulado en el hígado.

Sigue una dieta rica en antioxidantes
Este tipo de alimentos te ayudarán a desintoxicarte y a eliminar toxinas
En esta infografia te indico los principales antioxidantes que no pueden faltar en una alimentación saludable.



Practica algun deporte.
Evita el sedentarismo: el ejercicio físico estimula el metabolismo y tu hígado empezará a trabajar mejor.

4 Evita el estrés.
Practica la meditación o el deporte en general para mantener tu mente relajada para que tu cuerpo también esté sano .

5 No al alcohol y al tabaco
Son los principales responsables de la acumulación de toxinas y productos nocivos en tu organismo.

Y recuerda que, al igual que con el corazón, sin hígado no hay vida


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.