martes, 11 de julio de 2017

ALIMENTACIÓN Y CÁNCER

El cáncer es una de estas enfermedades objeto de continuas investigaciones por parte de los científicos. Muchos casos y tipos de cáncer ya tienen cura y tratamientos, y se superan con altas probabilidades. Sin embargo, para otros tipos de tumores queda aún mucho camino por recorrer en el campo de la investigación.

Todos los expertos en materia coinciden en que unos hábitos de vida saludables ayudan a prevenir la aparición del cáncer, sobre de pulmón, colon, laringe o estomago. No hay un remedio que sea 100% anticancerigeno, ni una alimentación que te asegure no sufrir esta enfermedades. Pero sí hay algo que puedes hacer para reducir las probabilidades de tener algún tipo de cáncer.

Todas las investigaciones están de acuerdo en que para prevenir el cáncer es importante que:

- No fumes.
Los cigarros, las pipas o los cigarrillos están compuestos por hojas secas de tabaco a las que se añaden determinados productos químicos que, al quemarse, sueltan una mezcla que daña los tejidos de tus órganos.
Si quieres dejar de fumar pero tienes miedo a engordar, te digo que esto es un falso mito, y puedes dejar de fumar sin subir de peso. ¿Cómo? Haz clic aquí para descubrirlo.

- No consumas alcohol en exceso.
Si tomas una cerveza o una copa de vino de vez en cuando, no te ocurre nada. El vino, consumido con moderación, es incluso beneficioso para tu salud. El problema es el exceso de alcohol, en particular en las cantidades excesiva de etanol que estás ingiriendo. El etanol es capaz de dañar los tejidos de los órganos, sobre todo de la garganta, de la faringe o del colon.

- No consumas grasas saturadas.
Este tipo de grasa favorece la reproducción de las células cancerígenas, por lo tanto un consumo excesivo de alimentos ricos en grasa saturadas hace que el cáncer se extienda de una zona a otra, lo que científicamente se conoce con el nombre de metástasis

Y por último, pero no menos importante, para prevenir la aparición del cáncer debes abandonar el sedentarismo. La práctica de ejercicio físico diario permite una mejor actividad del metabolismo, lo que te ayuda a quemar más calorías y a mantenerte en tu peso ideal. Las investigaciones sobre la aparición del cáncer también afirman que el sobrepeso o la obesidad pueden ser factores que aumentan las probabilidades de padecer algún tipo de cáncer.

Aunque como te he dicho al principio de este artículo no existe ninguna dieta milagrosa que pueda prevenir con total seguridad la aparición del cáncer, es cierto que comer mucha fruta, verduras, legumbres ayuda a prevenir la aparición de esta enfermedad.



Una mala alimentación, una nutrición pobre en fibra, vitaminas o minerales, es causa de una carencia de nutrientes que permiten la formación y reproducción de células tumorales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.