martes, 25 de julio de 2017

EL EFECTO REBOTE

¿Sabes qué es el efecto rebote?

Cuando alguien decide ponerse a dieta, en la mayoría de los casos, ya antes de empezar está pensando en cuantos kilos perder y, sobre todo, en cuanto tiempo lo conseguirá. 

A menudo te venden perder un peso determinado en un periodo de tiempo especifico. De esta manera la dieta es vista como una meta ala que llegar lo más rápido posible; y luego, ¿qué pasará? En cuanto termine estas supuestas dietas, volverás a coger los kilos que has perdido, si no consigues mantener unos hábitos saludables en el tiempo. No es bueno que expongas tu cuerpo a grandes esfuerzos y cambios drásticos, tanto de alimentación como de practica de ejercicio físico, para después volver a la rutina que solías tener. 

No es bueno, ni te ayudará a solucionar tu problema de peso. 

Durante un corto periodo de tiempo, privas a tu cuerpo de determinados nutrientes y alimentos, que algunos "profesionales" te aconsejan; de repente empiezas una extenuante rutina de entrenamiento y luego, de repente, cuando llegas a tu objetivo, dejas estos hábitos para volver a lo que hacías antes. Así tu cuerpo vuelve automáticamente a la situación anterior.

Si quieres evitar el efecto rebote, sigue estos sencillos pasos lo más importante es que te pongas metas realistas.



Si durante mucho tiempo haz mantenido un determinado estilo de vida (poco saludable), para empezar a perder peso, debes ir poco a poco. No pienses en perder muchos kilos en poco tiempo, sino ponte como objetivo, pequeños retos que puedas fácilmente cumplir.

Por ejemplo, primero proponte eliminar los productos refinados de tu dieta, luego piensa en beber más agua de lo habitual, después elimina los fritos, y así, paso tras paso, empezarás a cambiar tus hábitos por unos más saludables.

Acompaña tu alimentación de la práctica de ejercicio físico. Si nunca has ido a correr o en bici, no empieces de repente, sino ve de forma gradual. Primero, procura andar, luego caminar rápido y en fin, correr o ir en bici. 

De esta manera acostumbrarás tu cuerpo al esfuerzo físico de forma inteligente, y obtendrás resultados reales y duraderos.

Cuando llegues a tu peso ideal, habrás llegado a una primera etapa, quizás la más importante y la más difícil de conseguir. Pero ahora el reto que te espera es aún mayor: debes mantener este peso en el tiempo



Por ello debes seguir manteniendo los hábitos de vida saludable que has ido adquiriendo en la primera etapa. Y lo debes hacer de forma natural, sin agobiarte ni culparte si, un día, te permites un capricho. Como te comentaba con respeto a las cenas de las navidades, si un día al año cenas regalandote algunos caprichos, no pasa absolutamente nada si durante el resto del año, mantienes un estilo de vida saludable.

Solamente de esta manera, podrás evitar el efecto rebote.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.